El lifting facial es un procedimiento quirúrgico para mejorar estos signos visibles de descolgamiento que tienen lugar con el envejecimiento  de la cara y el cuello.

El lifting facial no puede detener el proceso de envejecimiento, pero puede mejorar sus signos más visibles mediante el tensado de las estructuras más profundas; la readaptación de la piel de la cara y el cuello.