El surco nasogeniano aparece con el paso de los años, que hace que los tejidos y grasa faciales desciendan hacia el tercio inferior de la cara, o por la contracción fuerte de los músculos cigomático y risorio. Se marca en el área que va desde las aletas de la nariz hasta las comisuras de los labios, una parte de la cara en la que pueden aparecer arrugas marcadas y profundas que, aparte de afectar a la juventud del rostro, le restan belleza y alegría a tu sonrisa.

Las arrugas del entrecejo, también llamadas líneas de expresión son el resultado de dos fenómenos. Primero, se deben a las contracciones musculares repetidas de los músculos de las cejas.
Estas repeticiones arrugan mecánicamente la piel. Por otro lado, con la edad, la piel pierde su elasticidad y la dermis, una vez contraída, no consigue volver a su forma inicial. El resultado, la arruga se imprime en la piel y tenemos en la superficie esta línea de expresión, para eliminar estas arrugas existe la Toxina butolínica que trabajará directamente en los nervios de esa zona del rostro que han provocado las arrugas. Es una muy buena forma de eliminar las arrugas de la frente ya que es un tratamiento rápido y sin cicatrices. Las inyecciones están compuestas por toxina botulínica y se aplican por debajo de la piel para conseguir combatir esas arrugas tan desagradables que se forman en la frente y el entrecejo. Los resultados comenzarán a notarse después de 2 o 3 días.

Las arrugas perioculares aparecen por la expresión de los ojos y al hacerse fijas provocan una expresión más cansada y menos relajada.
Al disminuir o desaparecer las patas de gallo se recupera el aspecto natural y fresco en la expresión de la cara.La toxina butolínica corrige las arrugas dinámicas producidas por la contracción de los músculos perioculares siendo el músculo orbicular el de mayor importancia.