Mediante esta cirugía modificamos el tamaño, la forma o la función del apéndice nasal. Habitualmente por incisiones internas y no visibles, podemos corregir los defectos nasales otorgando armonía y belleza a la nariz, en relación con el resto de la cara. Los mejores candidatos para una rinoplastia son los que buscan una mejoría en su aspecto, no la perfección.

Para realizar esta cirugía, es preferible esperar el desarrollo completo de la nariz, por lo tanto es conveniente aguardar como mínimo hasta los 15 años en las mujeres y algo más en los hombres. En la mayoría de los casos utilizamos anestesia local sumada a una sedación proporcionada por el médico anestesiólogo.

La cirugía es ambulatoria y usualmente no demora más de una hora.Luego de un breve tiempo de recuperación postoperatoria, puede retirarse a su domicilio. Si el paciente asi lo desea, el médico anestesiólogo puede suministrarle anestesia general, sin necesidad de quedar internado.

Todos los pacientes deben realizar estudios preoperatorios y evaluamos los riesgos específicos de cada uno de ellos.

Si te interesa esta cirugía, solicitá un turno al 45018670